TRADICIONES - FIESTAS

FIESTAS DE LA CRUZ

Las Fiestas de la Cruz en el popular barrio del Cerro surgen de las celebraciones de la Fiesta de la Santa Cruz que organizaba y celebraba la Cofradía de la Vera Cruz en torno al día 3 de mayo. Esta Cofradía está erigida en la Iglesia de San Juan Bautista del Cerro por lo que la Fiesta de la Cruz está íntimamente ligada a este barrio. Desde el año 1991 esta cofradía procesiona el último día a la Virgen de los Remedios por las típicas callejas del Cerro.

Quizá el elemento más característico y singular es la tradición de las ‘Santacruces’ que los más pequeños sacan, dispuestas en una parihuela de madera que suelen llevar cuatro o seis niños y niñas, sobre la que se erige una cruz, adornada con flores y con alguna estampa de imágenes egabrenses. La tradición manda que sean pétalos de rosa y celindas formando un arco, las flores más utilizadas. Las Santacruces salen a las calles unos días antes del 3 de mayo y los niños piden ‘una limosnita para la Santa Cruz’, cantando una coplilla popular que reza: ‘ Oh María, Madre mía, oh consuelo, celestial. Amparadnos y guiadnos a la patria celestial’. Los más revoltosos, si los deja el guardián que acompaña la cruz, dan una patada tirando los pétalos al suelo y creando un gran pesar en el grupo al grito ‘la partía la porra’. El día 3 se efectúa una concentración en la Plaza Vieja que termina junto a la Iglesia del cerro y en la que, tras distribuir tortas y chocolate, se entregan los premios del concurso. En los últimos años se han incorporado al desfile pequeños pasos, a modo de ‘Semana Santa chiquita’, en la que los pequeños se inician en las lides cofrades, tan arraigadas en nuestra ciudad.