CASA DE CAYETANO MURIEL

A los pies de la Cuesta de San Juan, en el barrio del Cerro, nos encontramos con la casa donde nació el afamado cantaor egabrense Cayetano Muriel más conocido artísticamente como “Niño de Cabra”. Considerado el primer cantaor importante que dio el flamenco cordobés, actuó por toda España y fue el primero en grabar en discos de pizarra. Muy querido y respetado por la afición, por su creatividad y dominio de todos los palos del cante, está considerado como el mejor cantaor de los fandangos de Lucena.