feriaDeclarada de Interés Turístico Nacional desde 1979 la Feria de septiembre es considerada en Cabra como el gran tiempo festivo de la ciudad. Todo un acontecimiento donde religiosidad, tipismo, costumbres, arte, y un sin fin de componentes hacen que desde el 3 hasta el 8 de septiembre se convierta en el centro de atención de toda la comarca.

El 4 de septiembre miles de personas, ponen rumbo al Santuario, para emprender la tradicional “Bajá”. Será a las 4 de la tarde cuando las campanas de la ermita anuncien que la Patrona abandona el Santuario a hombros de infatigables costaleros. En este momento, se inicia uno de los acontecimientos antropológicos de mayor entidad y calado de toda Andalucía: una peregrinación que recorrerá un camino de catorce leguas entre olivares y jara ofreciendo al romero preciosas perspectivas del Parque Natural de la Subbética.

Una vez llega a Cabra, sobre las 8 de la tarde, se le oficia una Santa Misa en la parroquia de San Francisco y San Rodrigo (Barriada Virgen de la Sierra) y por la noche, cambiada de manto y con sus mejores galas es recibida en los antiguos arcos de la avenida Jose Solís por las autoridades, y acompañada por muchas carrozas.

Los días posteriores se puede disfrutar del ambiente de feria en el Recinto Ferial de la Tejera, con diversidad de casetas y atracciones, además de una gran diversidad de actividades que se celebran en toda la ciudad de Cabra, como toros, recitales de poesía, conciertos, certamen flamenco, presentaciones, expocisiones…etc.

El día 8 de septiembre es el último día de las fiestas. En conmemoración con la festividad del nacimiento de la virgen María, la imagen realiza una procesión por las calles de Cabra. A su entrada es recibida en la parroquia con una colección de fuegos artificiales que dan por terminadas las ferias y fiestas. La virgen de la Sierra se puede visitar durante todo el mes de septiembre en la parroquia de la Asunción y Ángeles, donde permanece hasta el primer domingo de octubre, cuando es subida al santuario a primeras horas de la mañana con una gran despedida en la barriada a la que le da nombre.