Un barrio con historia y mucho encanto.

image

Si algo distingue a Córdoba además de por sus monumentos y su hospitalidad, es por sus maravillosos patios y fachadas repletas de macetas con flores, que aunque parezca mentira, se conservan esplendidas sea cual sea la época del año y que alcanza su momento mas culminante de flores y colores en el mes de Mayo.

 

Una muestra de que esta cualidad la puedes encontrar en cualquier pueblo de la provincia es la visita al Barrio El cerro, que aún conserva,junto al de la Villa, todo el sabor y color que Don Juan Valera describiera en sus obras, especialmente en “Pepita Jiménez”.

Los primeros días de mayo, con el florecer del geranio, el típico barrio de “El Cerro” prepara sus fiestas: las Fiestas de la Cruz, que se celebran los días 1 al 3 de mayo. Los vecinos de este barrio blanco abren sus puertas recibiendo a los visitantes con hospitalidad, mostrando los encantos de sus patios encalados y colmados de flores.